MERCADO INMOBILIARIO SE SUMA AL USO DE CRIPTOMONEDAS EN SUS TRANSACCIONES

La industria de los bienes raíces todavía es sumamente nueva en el Blockchain y las preguntas sin responder son muchas, pero las oportunidades, sin lugar a dudas, son inmensas. Cada vez son más las transacciones que se realizan con la ayuda de criptomonedas. Ahora es el turno del segmento inmobiliario, donde muchas compañías europeas, americanas y hasta latinoamericanas muestran sus primeras plataformas digitales basadas en el sistema Blockchain para la compra, alquiler y venta de viviendas. Primero, llegó el Bitcoin y lo comenzó todo. Luego, llegaron las ICOs (Oferta Inicial de Monedas), creando una segunda ola de emoción. Recientemente, hemos visto el éxito de las IEOs (Oferta Inicial de Exchanges). Se podría decir que esta ha sido la tercera ola. Después, se puede mencionar a los tokens de valor. Sin embargo, todavía no han podido tomar vuelo.

¿Qué es un Token de Valor?

Un Token de Valor o “Security Token” es la representación virtual de un activo en el mundo real. Básicamente, es una especie de contrato digital de una propiedad vendida utilizando bajo la tecnología Blockchain. Este sistema funciona como un libro de contabilidad electrónico, en el cual las personas participan de forma abierta y segura, ya que cada operación queda directamente vinculada al usuario que la realizó. De hecho, se considera una acción de la bolsa de valores, pero dentro del universo cripto. En teoría, todo activo. Es decir, se puede “tokenizar” cualquier activo y eso incluye a los inmuebles. Cuando hablamos específicamente de Tokens de Valor con un bien raíz como activo subyacente, a veces se usa el término RET (Real Estate Token).

Alemania marca tendencia en el mercado de bienes raíces

A finales de julio 2019 diversos medios reseñaron que la empresa alemana Fundament había obtenido la aprobación de la Autoridad Federal de Supervisión Financiera (BAFIN) para comenzar a ofrecer propiedades inmobiliarias “tokenizadas”. El acuerdo posee un valor de 250 millones de euros, lo que se traduce a 280 millones de dólares americanos. Esto permite a dicha empresa emitir el primer bono simbólico para una fracción de la propiedad en un inmueble de lujo localizado en la ciudad de Belval. Este proceso ha sido respaldado por la industria de bienes raíces europea. Por tanto, quienes deseen invertir en estas propiedades solamente deberán comprar Tokens, recibiendo dividendos a partir de las rentas que generen en el futuro.

¿A cuáles retos se enfrenta la industria de bienes raíces basadas en los Tokens de Valor?

Existen algunos problemas técnicos que se deben resolver. A propósito de ello, el escritor y especialista en criptomonedas, Gustavo Godoy en su artículo Bienes raíces: La tokenización de inmuebles, ¿el próximo criptoboom?, plantea algunas interrogantes como: “¿Qué pasa si roban mis Tokens? ¿Pierdo mi casa? ¿Quién es el dueño legal de la propiedad? ¿La persona con el Token? Debemos reconocer que los tokens de valor presentan mayores desafíos prácticos”.

Godoy asegura que los Token de Valor tienen un camino largo que recorrer para ser aprobados legalmente por las autoridades gubernamentales; caso contrario al uso y aceptación de los compradores. A su juicio “los entes reguladores impondrán naturalmente muchas más restricciones y limitaciones. Las barreras seguramente serán más, porque las autoridades indudablemente exigirán mayores controles en todo el proceso”. En su experiencia, “lo emocionante de todo esto es el colosal tamaño de la bestia que se pretende domar. Cuando todo este asunto de los Tokens de Valor despegue y tome vuelo, en relativamente poco tiempo estaremos viendo números sorprendentes”. El mercado de los bienes es el más grande de los todos los mercados. El inicio no será fácil, pero el potencial es gigante.

Redacción: Yuliana Sequera Guevara